Caducidad del vino embotellado

Aunque parezca incierto, con el paso del tiempo el vino puede volverse inadecuado para el consumo por tener un aspecto “avinagrado”. Y, es que, dependiendo del tipo de vino al pasar de meses o años puede alcanzar su máxima calidad y al excederse el tiempo va perdiendo sus cualidades.

¿Cuándo debe ser consumido un vino embotellado?

Algunos vinos alcanzan su máxima calidad en un lapso de meses, mientras que otros de alto prestigio, como los vinos tintos, pueden superar las cuatro o cinco décadas. Incluso, algunos vinos más puros y refinados pueden tener condiciones óptimas para el consumo por más de un siglo.

A continuación, indicamos algunas normas generales de duración de los vinos:

  • Vinos rosados: se recomienda consumirlos antes de cumplirse un año a partir de su fecha de embotellado. Algunos pueden alcanzar hasta dos años de vida.
  • Vino blanco: los vinos blancos jóvenes aguantan entre uno y dos años posteriores a su embotellado. Por su parte, el vino blanco con crianza en barrica puede durar entre tres y cinco años.
  • Vinos tintos: Se recomienda consumir el vino tinto joven antes de los dos. El Tinto crianza puede durar entre dos y cinco años, mientras que el vino tinto reserva puede conservarse entre seis y diez años.
  • Vino tinto gran reserva: puede aguantar hasta 15 años, al igual que el vino oloroso. Incluso, algunos de este tipo pueden durar décadas.

Por su parte, se recomienda consumir los vinos espumosos antes de cumplir el año de embotellado, debido a que van perdiendo gas carbónico. Un tiempo similar se recomienda para los vinos de Jerez.

¿Qué diferencias existen entre los tipos de vinos?

Entre los diversos tipos de vinos existen diferencias marcadas, dignas de tener en cuenta al momento de analizar sus cualidades. Más allá de su estancia en roble o de tener barrica, los vinos jóvenes, crianzas y reservas son diferenciables por sus características.

Diferencias entre los vinos jóvenes, crianzas y reservas

En el sistema de diferenciación es posible determinar las características del viñedo, el proceso de fermentación, así como la vida del vino tras ser embotellado. Aquí te explicamos cada uno de los factores que inciden en la diferenciación de los vinos:

  • La antigüedad del viñedo. los vinos jóvenes dependen de viñedos también jóvenes. La maduración de los frutos es más prolongada y los taninos resultan más suaves. Por ello, estos vinos son más afrutados y poseen menos estructura. Los vinos de crianza y reserva se obtienen de viñedos más viejos, lo cual permite mayor cantidad de taninos y polifenoles en los frutos.
  • En cuanto a la fermentación, los vinos jóvenes no se maceran mucho. Son fermentados a bajas temperaturas para favorecer los aromas afrutados. Por su parte, las crianzas se someten a fermentaciones largas y temperaturas altas para proporcionar estructura al vino.
  • Un vino de crianza permanece en barrica al menos durante seis meses y otros seis en botella. Por su parte, el tiempo de crianza en barrica del vino reserva suele ser de 12 meses y otros 12 en la botella antes de ser expuesto en el mercado.

Por último, el uso de la madera ideal permite lograr el equilibrio perfecto en el aroma y el sabor de los vinos de crianza.

¿Bajo qué temperatura se debe consumir el vino?

Un factor importante que nos permite disfrutar del buen vino es la temperatura de conservación. Sin embargo, esto depende del gusto del consumidor. No obstante, según el tipo de vino se recomiendan niveles de temperatura que garanticen el máximo disfrute de su aroma y sabor.

La temperatura también depende del tipo de vino

Aunque los gustos del consumidor inciden en la percepción de la temperatura ideal para el vino, la verdad es que esta depende del tipo de vino del cual hablemos. Por ello, aquí mencionaremos algunas claves para encontrar las temperaturas idóneas y disfrutar de los vinos.

  • Los vinos tintos jóvenes se sirven a menor temperatura, que oscila entre los 9° C. Los vinos tintos con mayor crianza con más de seis meses en botella se disfrutan mejor a unos 15° C de temperatura. Y, las reservas y grandes reservas se recomienda consumirlos a una temperatura de 17° C
  • Los vinos blancos dulces son ideales a temperaturas bajas de hasta 8° C, mientras que el vino blanco joven y el vino blanco fermentado en barrica muestran mejor sus matices a temperaturas de 10 ° C y 12 °C, respectivamente.
  • Los vinos rosados la temperatura de 10 ° C permite resaltar su finura y cualidad tánica.

Los vinos de Jerez no requieren de un nivel de temperatura exigente. Esta dependerá del tipo de maridaje elegido para su consumo. Por su parte, se recomienda beber los vinos espumosos a una temperatura entre 6 y 8 ° C y los vinos finos y manzanillas deben servirse muy fríos, bajo temperaturas entre 5 ° y 7 ° C.

¿Qué son los destilados de vino?

Los comerciantes holandeses fueron los responsables del origen de los destilados de vino. Ellos se dieron cuenta que, al destilar el vino, se ahorraba más espacio en los barcos y, además, no se deterioraba el producto debido al alto contenido de alcohol.

Tipos de brandy o destilados de vino

De los tipos de destilados de vino es necesario diferenciar los aguardientes que se obtienen al destilar el vino y las holandas, que agregan residuos del vino para sumar aromas. Este proceso de envejecimiento tiene lugar en barricas de roble y es más complejo que la del destilado de vino común. Entre las holandas más reconocidas están las siguientes:

Coñac francés

Es muy reconocido en el mundo. Es elaborado en Coñac, Francia. Se prepara a base de uvas blancas poco aromáticas y de poca madurez. Se mantiene al menos dos años en proceso de envejecimiento y, posteriormente, se mezcla con otros coñacs. Hay coñacs que pueden alcanzar hasta 50 años de envejecimiento.

Brandy de Jerez

Posee Denominación de Origen. Para su elaboración se utilizan vinos blancos de Airen y Palomino. Según el proceso, se divide en brandy solera, brandy reserva o brandy gran reserva, con uno, tres y diez años de maduración, respectivamente.

Armagnac

Procede de Armañac, al sudoeste de Francia. Se obtiene de la destilación de vino blanco seco que se obtiene de variedades de uva ugni blanc, bacco, la colombard y la folle blanche.

Pisco peruano

Se produce en Chile y en Perú. Se obtiene a partir de un vino dulce de la uva pisquera como es llamada en la región. Se destaca en la familia de cocteles por la preparación del pisco “sour”, a base de limón.

Estas bebidas, destilados de vino, poseen un grado alcohólico que varía entre el 36 y el 45 %. A los destilados de vino, se les llama también brandies, palabra derivada del holandés “branwijin”, que significa “vino quemado”.

Campo de Borja: el reinado la garnacha

El Campo de Borja se destaca por la influencia de la presión entre el Mar Cantábrico y el Mediterráneo, que da lugar a altos contrastes de temperatura, condiciones propicias para el cultivo y la producción de la garnacha. Así, esta variedad se destaca particularmente en la zona.

Campo de Borja con Denominación de Origen

Con denominación de Origen, situada al noroeste de la provincia de Zaragoza, el Campo de Borja posee los más auténticos vinos, demandados por el mercado internacional. Allí, se producen vinos monovarietales de garnacha, con alta calidad.

El Campo de Borja posee un contraste térmico entre estaciones y entre horas del día y la noche. Igualmente, destaca el clima continental mediterráneo, con pocas precipitaciones. Los viñedos se localizan a una altitud que varía entre los 350 y 700 metros.

En altitudes bajas, con suelos pardo calizos, se obtienen vinos cálidos, fuertes y muy aromáticos. Allí se cultivan garnachas en vaso y en espadera. En altitudes medias, prevalecen los suelos arcillo-ferrosos y cascajosos, de donde resultan vinos intensos y carnosos. Mientras que, en la zona más alta, donde los suelos son pedregosos, se obtienen vinos más finos y elegantes.

En el Campo de Borja, de las más de 7 mil hectáreas, casi la mitad de las cepas registradas en la denominación de origen corresponden a la variedad de garnacha.

En la denominación de Origen del Campo de Borja se producen infinidad de vinos blancos, rosados, tintos jóvenes, crianzas, reservas, grandes reservas. Igualmente, se producen vinos de licor como moscateles y mistelas.

Conoce la Ribera del Duero

La ribera del Duero es conocida muy particularmente por ser una zona de gran prestigio en la producción de vinos a nivel internacional, con una tasa de exportación de al menos un 30 %. La altitud media de 800 metros sobre el nivel del mar le proporciona a esta zona una particular climatología con altas diferencias térmicas entre las horas del día y las de la noche. Esto garantiza una maduración muy especial en los cultivos de uvas.

Riqueza y fertilidad del valle del Duero

La amplia variedad de suelos del valle del Duero contabiliza 32 tipos de suelos. En cuanto al relieve, también hay diversidad. Unas laderas del valle están orientadas hacia el sur y otras hacia el norte. Por su parte, la altitud influye significativamente, pues define los tipos de suelo (estratos) sobre las temperaturas.

El clima mediterráneo de la zona es poseedor de dos periodos, la primavera y el otoño. Se caracteriza por la presencia de un largo invierno y un corto pero fuerte verano. Las precipitaciones, que alcanzan unos 450 mm, se concentran en otoño e invierno, dos momentos en que la planta está en “dormición”.

Esas características garantizan a las viñas un ciclo rápido influenciado por las heladas de la primavera, que suele concluir con una maduración pausada y prolongada. Esas condiciones de maduración aseguran que los frutos sean más dulces.

Entre las variedades que se cultivan en Ribera del Duero están la Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec y Garnacha Tinta, para los vinos tintos, y en las variedades blancas, Albillo mayor.

La tradición de la vinicultura en Ribera del Duero tiene sus raíces en el pasado histórico, que data de unos 2.700 años, de antigüedad cuando los vacceos ya consumían vino en estas tierras.

Conoce el mejor vino para acompañar una paella

El plato español con mayor presencia internacional es la paella. Su infinita variedad está presente en cualquier punto a nivel mundial. Este exquisito plato es un buen candidato para el maridaje con vino y, pese a que no hay regla única, aquí te presentamos una serie de recomendaciones sobre el mejor vino para acompañar una paella. Leer más

Acompañar vino con sushi: deliciosa combinación

El maridaje del vino con sushi es una técnica que implica la unión perfecta entre ambos con el propósito de realzar la exquisitez, el sabor y, por ende, el placer al comerlos. En el arte del maridaje es inaceptable que la comida o el vino se superen ante el otro. Se trata de un equilibrio que se debe lograr para alcanzar el más exquisito resultado. Leer más

Conoce las variedades nobles de uvas tintas

Son consideradas “variedades nobles” de uva aquellas que han logrado adaptarse en diversas partes del mundo, resaltando además por la alta calidad de sus frutos y por su capacidad de resistencia de los cultivos ante difíciles condiciones climáticas.

¿Por qué elegir variedades nobles de uvas tintas?

Las variedades nobles de uvas poseen, una excelente capacidad de maduración al permanecer bajo buenas condiciones de almacenaje. Encontrándose entre algunas de las variedades nobles de uvas tintas más conocidas, las que te mencionaremos a continuación:

Pinot Noir

Produce uno de los vinos más exquisitos del mundo, de color claro, y con una capacidad de envejecimiento impredecible.

Garnacha

Posee un sabor peculiar que la hace óptima para maridar.

Merlot

Produce un vino sofisticado, de aroma similar a ciruelas y frutos rojos.

Sangoviese

Es reconocida por su fama mundial en vinos toscanos. Produce, generalmente, vinos tintos de cuerpo medio a alto.

Nebbiolo

Es excelente al enfrentar un envejecimiento superior a los diez años. Produce vinos tintos de color claro.

Tempranillo

Sus vinos tintos se caracterizan por su finura, intensidad y aroma, así como por tener baja acidez. Produce vinos con pocos taninos, lo que le hace ideal para tintos suaves y ligeros.

Cabernet Sauvignon

Permite elaborar vinos de intensa coloración. Al envejecer exalta su aroma y sabor afrutados.

Syrah

Sus vinos resaltan por su excelente sabor y cuerpo.

Malbec

Sus vinos son de alta concentración y aromas similares a frutos negros, especias y notas de violetas.

Las variedades nobles de uvas también resaltan por su capacidad de producir vinos monovarietales, es decir, procesados con una sola variedad de uvas. Por ello, estas variedades de uvas tintas tienen alta demanda por su calidad y exquisitez en vinos.

Conoce las variedades nobles de uva blanca

Se le llama variedad noble, a aquella que con alta capacidad de resistencia ha logrado extenderse por el mundo. En cuanto a variedades nobles de uvas se refiere, debes saber que estas poseen la característica de envejecer bajo condiciones propicias de acopio. Leer más